Lamentablemente los niños y bebés son algunas de las victimas preferidas por las pulgas. Ello porque los niños pequeños tienen predilección por estar en el suelo, así como tomar cosas de este, jugar con la tierra o estar en la hierba de los parques. Por lo que es posible que atraigan a muchas pulgas. Por suerte, existen los < strong >sacos antipulgas para bebés.

Sacos antipulgas para bebés: Los más valorados

Para quienes estén en la búsqueda de sacos antipulgas para bebés con las mejores valoraciones del mercado, ofrecemos algunos de los mejores ejemplos de esto.

Sacos antipulgas para bebé: Los más baratos

También para quienes necesiten de sacos antipulgas para bebés baratos tenemos buenas opciones. Por lo que no es necesario preocuparse por los precios en este aspecto, debido a que tenemos una alternativa efectiva para cada presupuesto posible.

Cómo prevenir y aliviar las picaduras de pulgas en bebés

En la prevención está la posibilidad de evitar las desagradables consecuencias de las picaduras de pulgas. Por eso ten en consideración estas medidas para prevenir ello:

  • Aspira bien tu casa: Aspirando con regularidad bien la casa se reducirá enormemente las posibilidades de picaduras. Hacerlo todos los días es lo más recomendable, en especial en los suelos de madera, las alfombras y los sillones.
  • Lava con agua caliente los textiles: Las pulgas y sus huevos no sobreviven a altas temperaturas, entonces lavar tu ropa y sabanas en la lavadora a una temperatura muy caliente o superior a los 60 grados hará que no haya riesgos con estas.
  • No tengas miedo de usar repelentes: Hay muchos aerosoles eficaces para repeler o matar a las pulgas y sus huevos, úsalos las veces que sea necesario.

Pero si las picaduras ya han ocurrido en el bebé, estos son algunos remedios naturales para aliviar el malestar de las mismas:

  • Aloe vera: El aloe vera es un excelente antiséptico que dejará la zona de la picadura limpia, además de tener propiedades calmantes y cicatrizantes. Para usarla debes cortar una penca, la hoja de la planta, realizar un corte vertical a lo largo de toda la penca y sacar el gel del interior. Es el gel el que tiene todas estas propiedades y que le hará mucho bien a la piel de tu bebé.
  • Té: Varios tés sirven para aliviar la picazón de las picaduras de pulgas como el negro, el verde o el de lavanda. También el de manzanilla. Necesitas preparar una infusión como si fueras a beberla, pero en cambio déjala enfriar y empapa un pañuelo limpio con el líquido y aplícalo en la zona de la piel afectada. Con este método natural, no hará falta usar otro tipo de productos para calmar los efectos de una picada de pulga en tu bebé.

El panorama empeora si tienes cerca de ti o viviendo en la misma casa a mascotas como perros y gastos, quienes salen a la calle y están en un mayor riesgo de ser portadoras de pulgas. No hace falta de mucho tiempo o condiciones específicas para que ellas se reproduzcan con facilidad, y ese es el motivo de que se debe actuar con mucha rapidez para su eliminación.

Si no has tenido la oportunidad de ver a simple vista a las pulgas, hay una forma más simple de detectar su presencia y es observando los síntomas de sus picaduras en el cuerpo del niño:

  • Aparición de áreas rojas en la piel: Cuando una pulga pica, el área se enrojecerá y en ciertas ocasiones también se hinchará este espacio de piel. Esto indica el espacio en donde la pulga chupo la sangre. Esta marca no es de gran tamaño, pero en niños de poca edad puede llegar a medir hasta 2 centímetros.
  • Cuello y cara, los lugares favoritos de las pulgas: Puede que en los adultos los sitios favoritos para picar de las pulgas sean los tobillos y piernas, pero en el caso de los niños y los bebés sus sitios favoritos para picar son el cuello, la cara, la espalda, brazos, etc.
  • Incomodidad y picazón: No es normal que un niño o bebé se rasque con constancia, por lo que debes revisar qué ocurre. En algunas ocasiones todo se complica si son alérgicos a la saliva de las pulgas.

Si sospechas la presencia de las pulgas, es tiempo de actuar de inmediato, y proteger a los más pequeños de la casa. Una de las formas de hacerlo es con la ayuda del saco antipulgas. Este es de utilidad para resguardarlos de las amenazas que representan las pulgas, mientras el problema es solucionado con aplicación de algún tratamiento a la casa y a la mascota de tenerse.
Sin embargo, es un método de resguardo temporal, por lo que debes tomar medidas efectivas en contra de las pulgas.