Como sabrás existen cientos de productos anti pulgas en el mercado, muchos son más efectivos que otros, o dependen de tu mascota.  Uno de los más sencillos son los peines matapulgas.

Pero ¿para qué sirve este peine? Este peine lo puedes diferenciar por ser de cerdas muy juntas, entre las cuales los bichos de pequeño tamaño quedaran atrapados entre estas. Por lo que al peinar a tu mascota, podrás arrastrar a las pulgas. Como entenderás pasar solamente el peine no es suficiente porque la pulga también puede resistirse de cierta manera, entonces es un complemento de gran utilidad.

Algunas veces es muy necesario, porque las pulgas pueden permanecer muertas en el pelaje de tu mascota después de usar un anti pulgas, e incluso bañarle. También los peines de este tipo son los primeros en ser usados al sospechar de la presencia de las pulgas, lo hace porque se puede peinar al perro o al gato, y si entre las cerdas de las mismas aparece una pulga, es tiempo de tomar acción de manera inmediata.

Hay distintos peines con este propósito, algunos dependen mucho de las necesidades del perro o del gato. Por igual, los materiales son variables en este sentido.

Peines mata pulgas: Los más valorados

Para quienes estén en la búsqueda de los peines mata pulgas más valorados, tenemos una selección de estos para que así puedas usar solo lo mejor de lo mejor para tu mascota.

Peines mata pulgas: Los más baratos

También si estás interesado en encontrar peines de este tipo baratos, podrás hacerlo gracias a nuestro amplio catálogo. Por lo que no hace falta que gastes mucho dinero en comprar uno de estos instrumentos.

Cómo utilizar un peine matapulgas

Antes de utilizar el peine matapulgas, es necesario que selecciones el que es recomendado para tu mascota. Para ello analiza lo siguiente:

  • El tipo de pelo: El tipo de pelo es una de las claves para determinar qué clase peine necesita tu mascota. Si tu perro tiene un cabello fino, necesitarás un peine con cerdas cortas, en cambio los perros de pelo largo necesitan de un peine con cerdas largas también.
  • El material del peine: Hay peines para este propósito hechos de plástico, pero también los hay hechos de acero inoxidable. Los primeros, de plástico, son populares por ser una opción realmente económica, mientras que los de acero inoxidable son más resistentes. Recuerda que este tipo de peines no serán usados todos los días, solo cuando las sospechas de las pulgas existan.

Ahora, cómo se emplea uno. Lo principal es que tu mascota tenga el pelaje seco, trabajar con un pelo mojado  y espeso es complicado. No comiences con el peine para pulgas, sino con uno normal para poder desenredar el pelo del animal y poder trabajar entonces con más comodidad para ambos.

Lo siguiente es que debes tomar un cubo de agua caliente y jabón mezclados. Dicha agua es necesaria para ir enjuagando el peine una vez vayas peinando a tu mascota. También esto servirá como un contenedor para las pulgas que vayas a ir eliminando.

Las pulgas intentarás saltar del cubo, es por ello que necesitas emplear un cubo que sea bastante profundo. Por igual, debes llenarlo de agua solo hasta la mitad. Asimismo deberás colocar papel periódico debajo de tu mascota y del cubo, para así recoger las pulgas y la suciedad.

El orden que debes seguir para peinar a tu mascota es en un inicio por la cabeza, después el cuello y los hombros de la mascota. Para después ir bajando hacia el lomo y la cola. Debes cepillar de una forma lenta y con mucha suavidad. Todo ello en la dirección del crecimiento del pelo para poder eliminar las pulgas, la suciedad de las pulgas y el pelo muerto.

Una vez haces todo esto notarás que el peine se llenará con rapidez de restos, entonces deberás limpiar con frecuencia los dientes del peine. Para eliminar todo esto debe caer en la mezcla de agua y jabón. Sigue con el resto del cuerpo de tu mascota por su espalda, pecho, los costados y el vientre de tu mascota.

Para finalizar, debes peinar las piernas, las patas y la cola. Recuerda que las pulgas intentaran esconderse en el pelaje de tu mascota, por lo que deberías hacer un segundo cepillado uno minutos más tarde. Siempre céntrate en las zonas del vientre, debajo de la barbilla y en la cola porque es allí donde las pulgas se esconden.

Al terminar, deja que las pulgas se ahoguen en el agua jabonosa por unos 10  o 15 minutos. Y después tira el agua, el papel periódico usado y limpia el cubo junto con el peine de pulgas. Lo mejor es que puedas usar el peine en el exterior, pero si lo haces en el interior debes pasar la aspiradora a profundidad en la zona.