Solo Pulgas: Todo sobre las pulgas

Tipos de parásitos de perros y cómo eliminarlos

parásitos de perros

Las pulgas son los parásitos más comunes de los perros, pero no los únicos. En este post repasamos la lista de insectos que pueden parasitar a tu mascota. Son varios, y pueden causar problemas que van desde molestias hasta enfermedades graves. Por eso también hablaremos sobre antiparasitarios para perros, mostrándote cuales son los tratamientos más eficaces.

Tipos de parásitos para perros

Los parásitos de perros se dividen en dos grandes clases: parásitos externos y parásitos internos. Los externos viven sobre la superficie del animal, en su pelaje, mientras que los internos viven en el interior de su organismo. Veamos varios ejemplos.

Parásitos internos

Toxocara canis o lombriz del perro. Estos gusanos redondos son el tipo más común de gusano parásito que se encuentra en el interior de nuestras mascotas: hasta el 30% de los perros y el 70% de los cachorros están infestados con Toxocara canis. Muchos perros no muestran síntomas, pero los que tienen una infestación importante, especialmente los cachorros, pueden mostrar signos digestivos como dolor de barriga, diarrea y vómitos.

Ancylostoma Caninum o anquilostomas. Al igual que las lombrices, los anquilostomas son parásitos que viven en el sistema digestivo del perro. El anquilostoma se adhiere al revestimiento de la pared intestinal del perro y se alimenta de tejido y sangre. Debida a su forma de alimentarse, los anquilostomas causan pérdida de sangre interna. Son una seria amenaza para los perros, especialmente para los cachorros jóvenes, ya que pueden inducir diarrea sanguinolenta y anemia grave que a veces lleva a la muerte.

Trichuris Vulpis, tricocéfalos  o gusanos látigo se llaman así por su característico cuerpo en forma de látigo. Se adhieren a las paredes del intestino grueso y se alimentan de sangre. Una infestación grave de tricocéfalos causará diarrea con sangre y anemia grave, y podría provocar la muerte en ausencia de tratamiento. La infestación crónica causa una pérdida de peso progresiva.

Parásitos externos

Pulgas. Las pulgas son un problema durante todo el año y los parásitos externos más comunes que afectan a los perros. Las pulgas adultas que se viven en el pelaje de tu mascota representan sólo el 5% de la población de pulgas. El resto están al acecho como huevos, larvas y pupas (capullos que contienen pulgas pre-emergentes) en el ambiente. Las pulgas pueden causar picores y rasguños cuando muerden a un perro para alimentarse de su sangre. Algunos perros pueden desarrollar una dermatitis alérgica a las picaduras que resulta en una intensa picazón, rascado, pérdida de pelo y engrosamiento de la piel

Garrapatas. Las garrapatas son el segundo parásito externo más común en perros. Estos insectos perforan la piel del perro y chupan su sangre durante varios días. Esto puede causar irritación, abscesos dolorosos y, en algunos casos, anemia. Sin embargo, el principal motivo de preocupación con las garrapatas es que transmiten enfermedades infecciosas, algunas de las cuales pueden ser mortales

Ahora que ya sabes qué tipos de parásitos pueden afectar a tu perro, veamos cómo eliminarlos.

Tratamientos antiparasitarios para perros

Los tratamientos antiparasitarios varían dependiendo del tipo de parásito ante el que nos encontremos. La pipeta, el collar antiparasitario o la pastilla de desparasitación externa son los métodos disponibles para tratar los parásitos externos en perros. Por otro lado, existen una gran variedad de comprimidos masticables y jarabes que se usan como antiparasitarios internos. Por norma general, los veterinarios recomiendan un collar antipulgas-garrapatas y realizar pruebas de rutina y tratamientos preventivos mensuales para los parásitos intestinales.

Recuerda, mantener a tu mascota libre de parásitos es fundamental para su salud. Si tienes cualquier duda o sospechas que tu amigo peludo puede tener un parásito, acude a tu veterinario.